Inicio / De Nuestros Colaboradores / La expresión de la energía

La expresión de la energía

Por Gloria Stella Vásquez

Todo lo que vive pulsa energía, y toda esa energía contiene información!

Cuando nuestro cuerpo se está formando, en el vientre materno, nuestra alma esta en Espíritu seleccionando la información necesaria para la misión que escogió para su nueva existencia.

Esto se sucede en lo que llamamos el Registro Akáshico, donde está contenida toda la información de cualquier pensamiento o sentimiento que se suceda en el universo, dentro de este Registro existe un Registro o archivo para cada alma, que lo llamamos el libro de vida, allí están registradas todas nuestras experiencias pasadas (tanto las positivas como las negativas), logros, aprendizajes, conocimiento y sabiduría. Toda esta información es energía contenida en lo que llamamos el Akasha.

De toda esta información escogemos la que nos va a servir para las lecciones que debemos aprender, las cuales llamamos lecciones espirituales, y así cumplir nuestra misión. Esta información es grabada en lo que llamamos chakras, nombre en sanscrito que significa círculo o rueda, algo así como lo que hoy conocemos como discos donde se graba la información. Son siete centros energéticos donde se concentra esta información en el cuerpo físico y que se va descargando energéticamente en la medida que el cuerpo crece, esta energía corre por todo el cuerpo en un sistema que llamamos meridianos, parecido al sistema circulatorio, y va influyendo en el tejido interno del cuerpo para conformar nuestra biología.

Así mismo nuestro cuerpo está rodeado por un campo energético, que es más o menos el espacio que ocupa cuando extiendes los brazos y que rodea todo tu cuerpo. Este campo energético es a la vez un centro de información y un sistema perceptivo muy sensible, así que estamos en un constante recibir y enviar mensajes hacia y desde los cuerpos de los demás y de lo que nos rodea. Desde nuestro cuerpo empezamos a enviar mensajes de nuestras experiencias interiores, o la información grabada en los centros energéticos, afuera para atraer hacia nosotros las personas y las situaciones que nos ayudaran a resolver las lecciones o retos que están grabados en estos centros. Estas lecciones espirituales se van activando de abajo hacia arriba en la medida que pasamos de la infancia a la madurez. Una vez se van solucionando modificamos la información de estos discos y continuamos avanzando, vamos haciendo lo que llamamos el camino del héroe, venciendo obstáculos para alcanzar nuestra ascensión.

Con esta información querido lector quiero ayudarte a que entiendas como se expresa la energía en tu cuerpo y que vayas comprendiendo el porque de ciertas situaciones, relaciones y enfermedades.

El anterior artículo se encuentra en su original aquí

Sobre LaFarfala

La Farfala es un punto de encuentro en donde convergen personas, ideas y tendencias para hacer de este un mundo mejor para todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *